1_Cenni_Storici

La historia del café se pierde entre las brumas de la leyenda, produciendo una atmósfera misteriosa que bien se adapta a su aroma tan particular.

La más conocida se remonta al siglo VII y nos lleva hasta Etiopía: el pastor Kaldi descubre sus cabras vagando llenas de energía también por la noche, tras haber comido unas bayas rojas. Curioso, el hombre lleva las semillas a un monasterio, donde se tuestan, muelen y mezclan con agua hirviendo, así que se produce un brebaje que ayuda a los monjes a vencer el sueño durante el rezo nocturno. Es el principio de un conjunto muy numeroso de leyendas, transmitidas durante siglos y hasta la actualidad.

 

El café llegó a Europa a principios del siglo XVII cuando lo introdujeron los mercaderes venecianos, convirtiéndose en la bebida favorita de poetas, escritores y hombres de negocios.

Sus propiedades estimulantes, junto con el placer lento de la degustación, marcaron el éxito de los grandes cafés literarios: de los míticos Florian y Quadri de Venecia, Pedrocchi de Padua y Tommaseo de Trieste, hasta los celebérrimos Greco de Roma y Gambrinus de Nápoles.

Mondo caffè

Hoy día, de lujo al alcance de pocos, el café se ha convertido en placer para todos, sin perder la noble esencia que lo hizo famoso en el mundo entero.